Facebook Twitter Google +1     Admin

Cazas de tesoros.

20060212195931-cazatesoros.jpgCazas de tesoros
                    

   Se trata de una hoja de trabajo o una página web con una serie de preguntas y un listado de direcciones de Internet, en las que los alumnos han de buscar las respuestas. Al final se ha de incluir la “gran pregunta”, cuya respuesta no aparece directamente en las páginas web visitadas y exige integrar y evaluar lo aprendido durante la búsqueda. Las cazas de tesoros son estrategias útiles para adquirir información sobre un tema determinado, y practicar habilidades y procedimientos relacionados con las TIC. Entre otras funciones permiten mejorar la comprensión lectora de los alumnos y enseñarles a buscar información en Internet. Se sitúan en un nivel inferior a las webquests, ya que no se propone a los alumnos la resolución de ningún problema, ni la exposición de conclusiones finales. Son más sencillas de elaborar y de llevar a cabo por profesores que se inician en el uso de las TICs en el aula.

 

Características de las cazas de tesoros
  1. Son fáciles de crear y las búsquedas interactivas que deben realizar los alumnos son atractivas y formativas.
  2. Pueden implicar cualquier área curricular de forma simultánea. Sirven para consolidar los conocimientos que queremos que los alumnos tengan acerca de un tema y, al mismo tiempo, ofrecen conocimientos tecnológicos.
  3. Se utilizan como actividades que impliquen a toda la clase, en grupos o de forma individual.
  4. Se adaptan a muchas circunstancias. A los más pequeños hemos de proponerle pocas preguntas. Junto a cada una de ellas, el enlace en el que encontrar la respuesta. En los alumnos de niveles superiores se propone un tema general y se les pide que utilicen los motores de búsqueda para obtener la información necesaria.
  5. Rompen los límites del aula tradicional, mejoran el hábito de lectura y revaloran el tema escrito, así como la destreza mental y operativa en los procedimientos de tratamiento de la información.
  6. Evitamos que los alumnos se pierdan de forma infructuosa a través de la red.
  7. Permiten que el alumno descubra la posibilidad que le ofrece la red para la solución rápida de sus dudas, y entienda al ordenador como una herramienta más a la hora de adquirir conocimientos. Lograremos así que este aprendizaje sea significativo (dado que responde a una necesidad propia y previa), y constructivo, pues no olvidará lo aprendido y sabrá volver a obtener información por el mismo método.
Desarrollo de una caza de tesoros
  • Introducción. Aquí se proporciona al alumno la información inicial de la actividad. Se trata de motivar y despertar su interés, mostrándola de forma atractiva.
  • Preguntas. Listado numerado de preguntas que hay que contestar. Según la edad de los alumnos, pueden ser directas o que impliquen situaciones más complejas.
  • Recursos. Sitios web que el profesor ha localizado para ayudar al estudiante a responder a las preguntas o realizar actividades.
  • Pregunta principal. La respuesta a esta pregunta no se encuentra de forma directa en ninguna página de la lista de recursos, sino que depende de las respuestas a las preguntas anteriores y de lo aprendido en el proceso de buscar respuestas.
  • Evaluación. Descripción clara de qué y cómo se evaluará lo aprendido. La manera más sencilla de evaluar una caza es en función del producto, es decir, de la cantidad y calidad de los aciertos de los estudiantes.
Ejemplos de webquests y cazas de tesoros

En la página http://www.aula21.net/tercera/listado.htm tenemos un listado de webquest completo que nos sirve en el aula.

En la página http://www.aula21.net/cazas/ejemplos.htm tenemos un listado de cazas de tesoros que se utiliza en el desarrollo de la labor docente.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris